En nuestro centro de formación en Zaragoza estamos encantados de recibir a adultos que han decidido que nunca es tarde para aprender. Estamos hechos para ello, para aprender constantemente hasta el fin de nuestros días. A medida que cumplimos años nos vamos alejando del aprendizaje, ya que el resto de tareas copan nuestra vida, familia, trabajo, etc. y cada vez tenemos menos tiempo para nosotros. Sin embargo, puedes hacerle un hueco a las responsabilidades y darte el gusto de aprender aquello que te interesa. ¿Por qué no?

En el Centro de formación Eureka sabemos que la motivación es fundamental y seguir una serie de pautas que te ayudarán:

1. Es básico pasártelo bien. Si algo no te gusta o no te interesa, no pierdas el tiempo con ello, ya que este nunca se recupera. Lo mejor es vivir con pasión cualquier ámbito de tu vida. 

2. Ponte un objetivo, sé ambicioso y cuando lo obtengas no dudes de él. Muchas veces es la única manera de avanzar. Una vez marcado ese objetivo, insiste y persiste. Excusas hay muchas para abandonar, pero entonces nunca terminarás nada. Debes insistir y motivarte visualizando el resultado final. Depende solo de ti.

3. Organízate, si no, el tiempo se te escurrirá entre los dedos. Organizarse puede llegar a ser todo un arte. Y conforme vayas cumpliendo tus objetivos, prémiate.

4. El inicio de un nuevo aprendizaje va a requerir que te prepares mental, física y socialmente. Mentalmente teniendo claro el objetivo, físicamente buscando un lugar, como nuestro centro de formación en Zaragoza que te resulte agradable y por lo tanto al que te guste acudir, y socialmente comunicando a todos tu nueva actividad y limitando el tiempo con redes sociales, por ejemplo.