Las dificultades de aprendizaje en Zaragoza también afectan a las matemáticas. Normalmente son dos los problemas que dificultan el cálculo de los niños y adolescentes: la discalculia y la ansiedad matemática.

Estas dos tipologías de dificultades de aprendizaje en Zaragoza tienen algunos puntos en común, pero se trata de problemas tremendamente diferentes en cuanto a origen y características (aunque a veces pueden darse a la vez). En las siguientes líneas te explicaremos de qué se tratan.

La discalculia afecta a todas aquellas habilidades matemáticas de los alumnos, pues pueden presentar dificultades para contar, comprender conceptos como “menor que” o “mayor que” o recordar datos numéricos como teléfonos, puntuaciones, etc.

Por su parte, la ansiedad matemática incide en el aprendizaje porque los alumnos se cuestionan sus capacidades. Suele suceder cuando los alumnos sienten mucha presión por demostrar lo que han aprendido o les preocupa mucho equivocarse. En tales casos, aunque en el fondo sean buenos con los números, la ansiedad puede generar bloqueos y provocar equivocaciones.

En ambos casos, los resultados son los mismos: bajas calificaciones en los exámenes e incluso pueden llegar a afectar a otros ámbitos de la vida cotidiana de los estudiantes.

Aunque la ansiedad matemática y la discalculia son dos problemas distintos, los signos que se manifiestan pueden llegar a coincidir. De hecho, es posible que el alumno tenga los dos problemas, ya que la discalculia a veces genera que los estudiantes se sientan ansiosos. No obstante, la discalculia es como tratar de correr una maratón con el tobillo torcido, mientras que la ansiedad matemática será más bien afrontar la carrera en perfectas condiciones físicas, pero estando excesivamente preocupado por lo que puede llegar a ocurrir. En este segundo caso, el obstáculo principal es la duda.

Las dificultades en matemáticas pueden solucionarse, y en Academia Eureka podemos ayudarte a hacerlo. Consúltanos si necesitas asesoría psicopedagógica.